cabecera-posts

¿Se pueden deducir los gastos si trabajas desde casa?

La sociedad de la información y las TIC ha cambiado por completo la forma de trabajo de muchas profesiones y más en concreto la de autónomos. Por eso cada vez son más comunes las profesiones que se desempeñan desde casa, entre ellas  encontramos muchas relacionadas con el mundo de la informática como, desarrolladores y programadores, Comunity Managers, las ramas de diseño gráfico y de moda, asesores, abogado, consultores, y un largo etc.

Estos autónomos disponen su espacio de trabajo en una habitación de su propia casa, la mayoría solo necesitan mobiliario y equipos electrónicos para ponerse manos a la obra. Y como es de esperar, a la mayoría también le surge la siguiente cuestión

¿Qué gastos puedo deducir de mi explotación si trabajo desde casa?

La solución a este problema es fácil, sólo tienes que dar de alta tu domicilio como domicilio fiscal en la declaración censal. Pero ¿cómo podemos hacer esto? Mediante el modelo 036 y 037. Rellenando estos documentos podemos determinar nuestra vivienda, ya sea en alquiler o en propiedad como domicilio fiscal. En el documento, también debes establecer el espacio que vas a utilizar  a la hora de realizar tu actividad.

No obstante, para que un autónomo pueda establecer cualquier gasto como deducible, primero debe cumplir una serie de requisitos establecidos por Hacienda independientemente de trabajar desde casa o desde una oficina.

  1. Los gastos deben estar relacionados con la actividad económica que desempeña el autónomo.
  2. Estos gastos se deben justificar mediante facturas.
  3. Los gastos deben estar registrados en el libro de gastos e inversiones.

Deducir los gastos relacionados con un local si trabajas en una oficina o una infraestructura comercial es sencillo, sin embargo, si trabajas desde casa, los gastos de tu negocio suelen mezclarse con los de tu vida en el hogar.

Si la vivienda es de tu propiedad, puedes declarar gastos como las amortizaciones que corresponden según las tablas contables, gastos como el IBI, seguros de hogar y comunidad.

Si la vivienda es de alquiler, lo primero que debes hacer es tener un contrato de arrendamiento bien redactado, en el que se estipulen los metros cuadrados de cada habitación preferiblemente. De esta manera podrás declarar los gastos de IVA o IGIC de la habitación que utilizas para desarrollar tu actividad.

Tanto si tu vivienda está en régimen de alquiler como en propiedad, podrás declarar los gastos propios del suministro de agua, electricidad, gas e internet, no obstante, en este término Hacienda es más inflexible. Para poder declarar estos gastos deberás tener dos suministros, (dos contadores, dos líneas de internet, etc.) uno para tu casa y otro para tu actividad económica.

A pesar de poder calcular los gastos anteriormente expuestos, aún existe mucha inseguridad jurídica en cuanto a qué gastos se pueden deducir y cuáles no. El año pasado el Tribunal económico-administrativo Central  emite una Doctrina y unos criterios para poder estipular con mayor certeza los gastos de este tipo de explotaciones. En esta resolución se estipula que todo autónomo puede deducir los gastos de IRPF, siempre y cuando se combine el cálculo de metros cuadrados del lugar de trabajo con los días laborales y las horas de la actividad que se desarrolle.

En tu asesoría online Lafisco nos encargamos de realizar todas las gestiones referentes al inicio de tu explotación así como todos los trámites necesarios para el correcto funcionamiento posterior.

Fuente: pymesyautonomos.com

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>